Quienes Somos

Información General

La Unidad Educativa Bilingüe EducaMundo nace en el 2014 como una entidad privada que promueve la formación integral y armónica de sus estudiantes a partir de la teoría constructivista de aprendizaje. Como institución laica tenemos la tarea de preparar a niños y jóvenes dispuestos para pensar, querer y actuar con valores.

Es así como EducaMundo dispone con un equipo de docentes altamente capacitado, dedicados a la formación en Educación Inicial, Educación General Básica y Bachillerato. Contamos con la certificación de Bachillerato Internacional.  

A su vez, la institución posee establecimientos con biblioteca, laboratorios de computación, inglés, ciencias y robótica; canchas deportivas e infraestructura de primera con todos los recursos tecnológicos requeridos para ofrecer una educación de primer nivel. 

Misión

Somos una institución educativa bilingüe con enfoque inclusivo que forma estudiantes críticos, reflexivos, autónomos y emprendedores con mentalidad internacional capaces de actuar éticamente, defender los derechos humanos y cuidar la naturaleza;  sustentados en el modelo socio-constructivista.

Visión

Ser una institución educativa bilingüe consciente de la realidad nacional e internacional que ofrece a la comunidad un modelo integral con bachillerato internacional y proyectos innovadores relacionados con la ciencia, medio ambiente, arte, deporte, cultura y de responsabilidad social; que adopta enfoques pedagógicos y de evaluaciones exigentes y rigurosas.

FILOSOFÍA INSTITUCIONAL

Todo sistema educativo se sustenta en uno o varios principios filosóficos que responden a las necesidades de supervivencia del hombre, porque hay cultura, formación, construcción de la personalidad, sí hay un aprendizaje que enriquezca al ser humano y mejore su calidad de vida.

Son principios en los que sustenta esta Propuesta Pedagógica de la Unidad Educativa Bilingüe EducaMundo:

La actividad: Todo lo que el estudiante pueda realizar por sí mismo, si el maestro o los padres lo realizan por él, en lugar de favorecerlo, lo perjudican. El estudiante debe sentir la necesidad imperiosa de actuar, descubrir, investigar, realizar ensayos personalmente, establecer contacto con las cosas y experimentar.

La singularidad: Este principio exige como consecuencia lógica, una atención a la diversidad y adaptación a cada uno de los estudiantes, teniendo presente su temperamento, sus actitudes, sus capacidades, sus ritmos e intereses. Esta adaptación no significa transigir con insuficiencias, tolerar antojos, sino que debe intentar configurar a cada individuo según sus posibilidades.

La libertad o autonomía: La libertad debe supeditarse al bien común, ya que todo acto que perjudique a los demás es un abuso de libertad. La auténtica libertad implica capacidad de elegir, pero también capacidad de aceptar la responsabilidad de los actos libres.

La creatividad: Todas las personas tenemos la capacidad de ser creadores, pero necesitamos cultivar y estimular esta capacidad. Esto supone amplitud de criterio en el educador y libertad suficiente que favorezca la espontaneidad e iniciativa del estudiante.

La apertura o sociabilidad: Al hablar de socialización nos referimos a hechos ordenados y dirigidos en sentido de cooperación y participación. Este principio abre caminos que favorecen la convivencia cooperativa y la amistad intensa, el desarrollo afectivo de una dimensión social.

Todos estos principios convergen en la transcendencia que considera al ser humano como un proyecto inacabado de vida, como ser perfectible.

Dentro de este marco filosófico debemos considerar los siguientes aspectos epistemológicos:

a) La ciencia como resolución de problemas: La tarea de la ciencia, es ante todo, resolver problemas. Un problema es el primer eslabón de una cadena: problema-investigación-solución. La Propuesta Pedagógica de la Unidad Educativa Bilingüe EducaMundo, tiene como eje transversal la investigación, orientado a la solución de problemas, en cuyo contexto tiene sentido una formación para la vida y para la universidad.

b) La realidad concebida en distintas dimensiones, como diría Karl Popper (1996):

“Podemos distinguir los tres mundos: M1, el mundo objetivo, de los objetos o de los estados físicos; M2, el mundo subjetivo, el de los estados y quizás el de las disposiciones comportamentales a la acción y el M3, el mundo de la cultura, de la ciencia y del arte. En el “Mundo tres” se encuentran los problemas que tenemos que resolverlos.

c) Los hechos pedagógicos concebidos desde una mirada epistemológica, a la luz de las posiciones de Thomas Kuhn e Imre Lakatos:

  • Las teorías científicas deben ser tomadas como entidades estructuradas, un cuerpo sistemático de conceptos, métodos y valores.
  • La adhesión a las teorías permite que los conceptos sólo adquieran significado específico en el contexto de una teoría coherentemente estructurada.
  • La ciencia no se conforma sólo de conceptos sino se construye también a partir de procedimientos, actitudes y valores; nos amplía aún más el campo de variables que debemos considerar para comprender de qué hablamos nosotros cuando hablamos de ciencia y de cómo enseñarla.
  • El conocimiento científico sufre transformaciones al convertirse en contenido de enseñanza. Los contenidos no conforman una sucesión lineal sino una totalidad estructurada.

d) Enfrentar la incertidumbre. Según Edgar Morín (1999) en la sociedad del siglo XXI, el hombre tiene que afrontar incertidumbres, porque vivimos en una época cambiante donde los valores son ambivalentes y donde todo está ligado. Es por eso, que la educación del futuro debe considerar las incertidumbres ligadas al conocimiento y enseñar a enfrentarlas, porque existen:

  • “Un principio de incertidumbre cerebro-mental que se deriva del proceso de traducción/reconstrucción propio a todo conocimiento.
  • Un principio de incertidumbre lógica. Como decía Pascal muy claramente: «ni la contradicción es señal de falsedad ni la no contradicción es señal de verdad».
  • Un principio de incertidumbre racional, ya que la racionalidad, si no mantiene su vigilancia autocrítica, cae en la racionalización.
  • Un principio de incertidumbre psicológica, porque no existe la posibilidad de ser totalmente consciente de lo que pasa en la maquinaria de nuestra mente, la cual siempre conserva algo fundamentalmente inconsciente.

Partiendo del concepto de Habermas (1996) “mundo de la vida”, quien considera la escuela como un espacio vivencial, y de Dewey que considera a la escuela como “comunidad de investigación” en donde se ha de seleccionar aspectos específicos, cuestionamientos sentidos por el estudiante y por el maestro; sobre los cuales se entablan serias discusiones y debates en busca del entendimiento racional y lógico; se visualiza el sentido social de la educación, de tal forma que ella posibilite una sociedad democrática en el aula, donde sus actores aprendan a aceptar al grupo y sean agentes de lo que Habermas define como “fenómeno de integración critica” el cual, en su esencia, consta de dos aspectos: a) Asegurar que las nuevas situaciones sociales queden conectadas con los estados del mundo existente; y, b) Facilitar la coordinación de las acciones a través de las relaciones interpersonales y conferir continuidad a la identidad y solidaridad de los grupos.

Se pretende que nuestro estudiante alcance la madurez de la interacción comunicativa, herramienta esencial que le abrirá las puertas de una potente identidad personal-grupal y le permitirá armonizar su vida individual con las formas de vida colectiva.

Bajo esta óptica, es ineludible la necesidad de brindar una educación integral a nuestros estudiantes que posibilite la formación de bachilleres competentes, armonizando la educación inicial-básica-bachillerato–universidad-vida profesional y las necesidades de la sociedad actual.

De ahí se pueden deducir algunas premisas para comprender algunos de los problemas contemporáneos:

  1. Vivir es aprender, aprender es cambiar, y cambiar es vivir aprendiendo en interacción con el contexto.
  2. En el mundo del “desarrollo humano”, no existen problemas ni soluciones universales. El enfoque contextual implica innovar desde las historias locales.

MODELO PEDAGÓGICO

La Unidad Educativa Bilingüe EducaMundo oferta los niveles de Educación Inicial I. Educación Inicial II (3 y 4 años), Educación General Básica en los subniveles Preparatoria, Elemental, Media y Superior, y, Bachillerato, conscientes que nuestros estudiantes son seres integrales en su desarrollo cognitivo, social, psicomotriz, físico y afectivo.

Considerando lo antes expuesto nuestra labor educativa está sustentada en el modelo pedagógico que es la base para la formación integral de nuestros estudiantes tanto en lo curricular cuanto en lo pedagógico-didáctico: Enfoque Socio Humanista.

El enfoque humanista se centra en el desarrollo integral de los estudiantes, por lo que es determinante la calidad de los procesos de enseñanza y cómo se incorpora el desarrollo personal y social de los estudiantes con énfasis en el progreso de las habilidades socioemocionales.

La Unidad Educativa Bilingüe EducaMundo juega un papel relevante en el fortalecimiento de estas habilidades, pues en el contexto escolar es en donde suceden estos intercambios motivacionales que determinan los alcances de los alumnos. 

A continuación sus principales características:

  1. Se centra en el alumno

Aunque todos los modelos educativos dicen que centran sus esfuerzos en «el estudiante», la mayoría de ellos solo se centran en las habilidades intelectuales o cognitivas de él o ella. El enfoque humanista de la educación prioriza el descubrimiento del potencial de cada individuo para impulsar la identidad personal del estudiante.

  1. Fomenta la individualidad

En el contexto del humanismo, el individualismo se centra en reconocer y aceptar el hecho de que todos somos seres humanos únicos y originales. Hemos sido creados con fortalezas y debilidades particulares que nos hacen diferentes de los demás. Comprender su identidad, ayuda a los estudiantes a encontrar similitudes con las personas que los rodean, además de impulsar la tolerancia y aceptación de las diferencias.

  1. Alienta el aprendizaje

En este modelo educativo, los maestros no son vistos como figuras de autoridad, sino como facilitadores de aprendizaje. El enfoque humanista de la educación coloca al educador en un papel muy singular, que no consiste simplemente en transmitir el conocimiento. Los maestros pueden fomentar una relación saludable con sus estudiantes, alentándolos a confiar en ellos como líderes educativos, que están allí para facilitar su crecimiento diseñando un ambiente muy sano de inclusión y colaboración.

En el enfoque humanista del aprendizaje, el estudiante es guiado y empujado por sus propios intereses además de que la motivación para aprender se desarrolla de forma muy natural, fomentando un enfoque proactivo para la adquisición de conocimiento.

  1. Contribuye al bienestar social

El modelo humanista de educación enfatiza la importancia del autoconocimiento y la identidad personal. Estos rasgos permiten al individuo comprender mejor sus cualidades y debilidades, por lo que puede comprender su lugar en la sociedad y cómo es que puede mejorar el mundo; además, tiene como objetivo establecer valores claramente definidos que lo llevarán a una mejora constante como individuo.

A diferencia de otros modelos educativos, el enfoque humanístico de la educación responde a un mundo más preocupado y sensible cubriendo las necesidades de las generaciones en constante movimiento produciendo individuos capaces de adaptarse a un mundo cambiante  y de modernización.

Instagram
Tiktok